Powtoon ideal para presentaciones escolares

powtoon

El próximo curso, seguro que más de un profesor podrá ser sorprendido con magníficas presentaciones de sus alumnos, gracias a la herramienta Powtoon.

Powtoon es una sencilla herramienta para realizar presentaciones, elaborar historias, o hacer animaciones. Tiene una versión de pago y otra gratuita más reducida pero que tiene los suficientes recursos para que los chicos y chicas de secundaria y bachillerato puedan hacer excelentes presentaciones en sus trabajos en grupo o individuales, aunque me atrevería a decir que seguro que habrá por ahí alguno o alguna de tercer ciclo de primaria que también se hace con el control de esta interesante herramienta online.

Para acceder a ella tan sólo tenéis que visitar la página http://www.powtoon.com y registraros. La versión gratuita os permite realizar hasta 30 exportaciones de video, y se pueden hacer cosas como éstas:

Aquí tenéis un Powtoon hecho por una alumna del colegio, que también espero que os guste:

La chica invisible

Anuncios

Como trabajar la fuerza de voluntad y la motivación

Hace unas semanas hablábamos de las causas de la distracción, separando las que tienen que ver con el propio carácter del niño (subjetivas) de las que tienen un origen externo (objetivas). Hoy vamos a tratar de vencer a la distracción y nuestra mejor arma será trabajar la voluntad de nuestros hijos.

La voluntad: “Es la facultad capaz de impulsar la conducta y dirigirla hacia un objeto determinado, contando con dos ingredientes básicos: la motivación y la ilusión”.

Motivar e ilusionar, dos preciosas palabras y dos tareas difíciles para obtener sus resultados motivación e ilusión. A veces no es fácil, los niños tienen demasiadas cosas que en muchas ocasiones no valoran por la facilidad con las que las adquieren, otras veces no acompaña el ambiente familiar, se trabajan muchas horas fuera de casa y el cansancio muchas veces juega malas pasadas a los padres que pierden la paciencia con facilidad, otras veces la culpa suele estar en el profesor, quizás por los años de profesión, por desgaste profesional o por falta de capacidad a la hora de conectar con los alumnos. Pero estos motivos no deben de servirnos de escudo o excusa a la hora de justificar la distracción de nuestros hijos.

La vida es dura y cuánto mejor se preparen para el futuro mucho mejor, muchas veces un profesor apático puede ser un importante valor porque si en vez de presentarle a nuestr@ hij@ un problema y cuestionar la capacidad del profesional le animamos a mejorar su actitud conseguiremos que aprenda a trabajar en circunstancias difíciles. Acaso, ¿quién no ha estado alguna vez a las órdenes de un jefe inepto? En el mundo real sean los superiores motivadores o incapaces es necesario cumplir con nuestra obligación si queremos mantener nuestro puesto de trabajo, así que si desde pequeños aprendemos esta lección, todo será mucho más fácil.

Por otra parte, si les hacemos ver el esfuerzo que hay que hacer para obtener algo, conseguiremos que valoren todo lo que les damos.

También y no menos importante es nuestra actitud, si al llegar a casa tras el trabajo, lo hacemos con ilusión y compartimos nuestro tiempo con ellos, seguro que nos será más fácil conseguir que su fuerza voluntad vaya creciendo día a día y por consiguiente su motivación.

La voluntad se pone a prueba cada vez que debemos esforzarnos a realizar ciertas tareas que  no son tan apetentes, como terminar un trabajo a pesar del cansancio, estudiar una materia que se nos hace difícil, arreglar la habitación, levantarse temprano, etc.

El primer enemigo de la voluntad es uno mismo, esa dualidad representada tan magistralmente en el cuento de Pinocho a través de ese Pepito Grillo (la voz de la conciencia) que le animaba a seguir adelante, mientras que la pereza le animaba a no hacer nada.

La pereza se vence con diligencia, y la diligencia se adquiere a través de la motivación y aumentando la fuerza de voluntad. A la hora de motivar a nuestros hijos y trabajar con ellos su fuerza de voluntad, es importante tener en cuenta:

  1. El carácter del niño o niña.
  2. Preguntemosnos porqué nuestro hijo o hija puede estar desmotivado ante el estudio.
  3. Analicemos si nuestro ejemplo y actitud a la hora de que nuestro hijo o hija realice sus tareas escolares es el adecuado.
  4. Con el ambiente de estudio, ocurre lo mismo que con los dos puntos anteriores, ¿proporcionamos en casa un ambiente adecuado de estudio?
  5. Trazar un plan de trabajo en función de lo que hayamos observado en los cuatro puntos anteriores.
  6. Revisiones semanales del sistema con el fin de corregir errores de su puesta en marcha.
  7. Lo más importante, implicación y dedicación, si tu hijo o hija sabe que el es importante, y que su trabajo escolar para tí es importante hasta el punto que eres capaz de dejar de hacer cosas importantes por el, seguro que con el paso del tiempo y con muchísima paciencia, los pequeños adquirirán su adecuado hábito.

 

¿Porqué se distraen nuestr@s hij@s?

la distracción como atajarla_ampa liceo

La distracción, una de las causas más importantes por las que a nuestros hijos les cuesta realizar sus tareas, conseguir la adecuada atención en clase e incluso obedecer determinadas órdenes que les podamos dar en casa. Pero, ¿porqué nos distraemos?

La distracción es un hábito que suele estar provocado en mayor o menor medida por la ausencia, disminución o pérdida de interés.

Para saber por qué se produce podemos establecer dos tipos de causas: Objetivas y subjetivas, conociendo el origen de éstas, será más fácil que podamos poner soluciones al problema de la distracción.

Causas objetivas

  • El entorno.
  • Mala organización del tiempo.
  • Desconocimiento de los objetivos y el modo de conseguirlos.
  • Sobresaturación de tareas escolares.
  • Incapacidad didáctica del profesor.
  • Temas presentados de forma monótona y farragosa.

Causas subjetivas

  • Voluntad débil.
  • Un entorno demasiado cómodo.
  • Falta de práctica y desconocimiento de las técnicas de estudio.
  • Agotamiento físico.
  • Cansancio intelectual.
  • Problemas a nivel individual, familiar y social.
  • Lagunas importantes en conocimientos básicos.
  • Falta de estimulación e interés ante tareas demasiado fáciles.
  • Faltas de vivencias y también de lenguaje.
  • Exigir al alumno por encima de sus posibilidades.

8 motivos por los que nuestros hijos fallan en el estudio

como ayudarles a estudiar

Ante los datos de fracaso escolar y los demoledores resultados del informe PISA, muchas veces tendemos a echar las culpas al sistema educativo, al colegio incluso al profesorado, pero ¿Qué pasa con nosotros los padres? ¿Qué parte de responsabilidad tenemos en este asunto? ¿Realmente damos la importancia adecuada al estudio de nuestros hijos?

Hoy queremos hablaros sobre las principales razones por las que nuestros hijos pueden fallar en el estudio y algunos consejos para ayudar a corregir estos problemas.

Razones por las que nuestros hijos fallan en el estudio

  1. Estudian de forma pasiva.
  2. No captan las ideas fundamentales.
  3. No planifican el estudio.
  4. No se encuentran motivados.
  5. La lectura suele ser lenta y poco comprensiva.
  6. Desconocen las técnicas de estudio.
  7. La influencia del entorno.
  8. Falta de orden.

Consejos para ayudar a nuestros hijos a estudiar mejor:

  1. Crear un ambiente de estudio adecuado en casa. 
  2. Los padres debemos ir por delante en la cultura.
  3. Mantener una estrecha colaboración con el tutor y el centro.
  4. Orientar a nuestros hijos al manejo de las técnicas de estudio.
  5. Animarles al estudio.
  6. Reforzarles cuando sea necesario.
  7. Revisar sus tareas diarias.
  8. Ayudarles en su planificación semanal tanto de estudio como de actividades.
  9. Potenciar el uso del diccionario.
  10. Diseñarles una metodología de trabajo en función del carácter y aptitud del pequeño.

Aprendiendo a estudiar

Debido a que sois muchos padres los que nos habéis pedido este tipo de recursos aquí va la primera entrega. Somos conscientes de la importancia que tiene un buen sistema de trabajo a la hora de realizar con éxito las tareas escolares y de esta forma alcanzar los objetivos propuestos para cada curso, es por lo que vamos a ir realizando pequeñas entregas que os permitan ayudar a vuestros hijos a que desarrollen el método de estudio adecuado según sus necesidades.

Lo profesionales de la educación coinciden en que al igual que durante el primer ciclo de primaria (1º y 2º) es necesario que se asienten las bases de los conceptos matemáticos y se trabaje la comprensión lectora como objetivos principales del ciclo, al llegar al segundo ciclo del nivel de primaria, las necesidades comienzan a cambiar. Recordando las palabras de los tutores de los alumnos de 3º y 4º el día de la presentación del curso actual: “Ya no son tan pequeños, no son ni los chicos ni los grandes tampoco y hay que empezar a dotarlos de independencia y autonomía”. Y tenía mucha razón y sentido la frase pronunciada.

Si el alumno ha realizado de forma satisfactoria el primer ciclo de primaria está perfectamente preparado para dar un paso más, concretamente le ha llegado el momento de darlo. Es el momento de comenzar a ser responsables con las tareas, de comenzar a llevar una buena organización e ir sentando las bases de un método de estudio que lleve a nuestros hijos al éxito escolar, y cuando nos referimos a éxito no tiene porqué ser siempre hablar de sobresalientes, aunque si el niño puede rendir, hemos de conseguir que éste rinda, sino a que la labor escolar sea algo atractivo, motivador y no algo tedioso que les quita tiempo de juego.

A continuación os recomendamos ver esta presentación que trata sobre la importancia de utilizar una buena metodología de estudio desde edades tempranas. Semanalmente, iremos ampliando los contenidos de forma que os podamos ayudar en encontrar un método que se ajuste a las necesidades de vuestros hijos.