Una llamada a la humildad


evangelio domingo 27 de octubre 2013Este es el evangelio de hoy, el fariseo y el publicano, un hombre que se cree perfecto y otro que se reconoce pecador, Jesús los pone de ejemplo, y ahora llega el momento de hacer una reflexión. ¿A quién nos parecemos más al fariseo o al publicano? ¿Reconocemos nuestros errores y pedimos ayuda a Dios o por el contrario nos creemos perfectos y “buenísimos de la muerte”?

Para Jesús está claro, solo quien reconoce sus errores, quien intenta ser mejor y pide ayuda a Dios es el que es capaz de ir creciendo en el amor de Dios, sin embargo, si nos creemos perfectos, no vemos nuestros errores y no podemos corregirlos porque nuestra vanidad nos lo impedirá, pero seguramente otros se encargarán de decirnos en qué nos hemos equivocado.

Que tengáis un feliz domingo, y no os olvidéis hacer una visita a la casa del Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s